El feminismo apareció en la Francia de la Ilustración en el siglo XVIII. Hoy está aceptado como principal movimiento de los últimos tiempos, el que más ha impactado a la sociedad occidental y el que más está transformando los usos y costumbres, al emancipar a las mujeres como personas libres.


Pero lo que no se ha dicho hasta ahora es que muchas de las feministas históricas de todos los confines eran masonas, interesadas en aquella moderna sociedad fraternal de pensantes racionalistas en la que las diferencias religiosas u políticas no eran un obstáculo para el diálogo y el encuentro.

Leave a Comment